De qué te alimentas

El colibrí y el buitre son aves que vuelan sobre el desierto pero, además de la especie, existe una gran diferencia entre ambos.

La única cosa que los buitres buscan y llama su atención es la carne podrida porque es de lo que se alimentan y viven. A los buitres les encanta este tipo de dieta.
Pero los colibríes ignoran el olor de carne muerta. En vez de esto, ellos buscan las flores llenas de color de las plantas del desierto. Algo muy distinto que los buitres.
Pero más allá de esto los buitres viven de la vida que era. Ellos viven del pasado, se llenan con lo muerto y con cosas que ya pasaron. Esto se compara muy bien con nosotros que seguimos mirando atrás. Todo lo malo que pasó sigue gravado en nuestra mente o buscamos traerlo a nuestro presente, alimentándonos de rencor, odio, resentimiento y amargura.

Pero los colibríes viven de cosas del presente. Ellos buscan nueva vida. Se llenan de cosas frescas y cosas que tienen vida. “De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es: las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas.” Corintios 5:17

Algo que todos deberíamos hacer es mirar el presente y el futuro, las nuevas cosas que Dios tiene para cada uno de nosotros, alimentarnos de esperanza, fe, perdón y buscar una nueva vida.

Cada pájaro encuentra lo que anda buscando. Lo mismo sucede con nosotros  los hijos de Dios.
Deja ya la vida de buitre alimentándote del pasado, de lo que ya murió y debería ser desechado, comienza a buscar nuevas cosas, renueva tu vida y tu mente para disfrutar de bendiciones que Dios tiene en manos para ti.

2 comentarios de “De qué te alimentas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *