FORASTERO

Creo que todos en alguna ocasión hemos reflexionado y comentado acerca de que solo estamos de paso por este mundo, y en realidad muchos ignoran de donde venimos y a donde vamos, muchos piensan que estamos solamente en una etapa de preparación para lo que sigue cuando estemos en presencia de Dios, otros creen que esta es solo una más de las muchas vidas que nos toca vivir y la gran mayoría coincide en que todos tenemos una misión en este mundo, aunque casi ninguno descubre cual es esa misión y la lleva a cabo.

La verdad es que si estamos solo de paso en este mundo, y venimos con un papel muy específico, el cual afortunadamente tiene que ver más con Dios que con nosotros, es decir, no venimos a ser buenos, para ser bendecidos, ni venimos a «ganarnos» el estar en presencia de Dios y ser felices junto con nuestros antepasados y seres queridos en el cielo, venimos con un papel muy específico, venimos a gobernar esta tierra para el establecimiento del Reino de los Cielos, para que Dios pueda verdaderamente gobernar en el universo.

Una de las cosas que mas me llama la atención, es que a pesar de que las personas aseguran estar solo de paso en este mundo y aun se llenan la boca al decir que nada nos llevaremos cuando muramos (lo cual por cierto, es muy cierto), estas mismas personas viven contrariamente a sus palabras como si jamás se fueran a ir, acumulan de todo y tratan de hacerse pequeños poderíos físicos, sociales y emocionales que los amarran a esta tierra.

Hay personas que viven para trabajar, todo el tiempo se esfuerzan por tener dinero, propiedades y su único interés es tener mas, y con esto no me refiero a los que son ricos, según he aprendido, hay mas personas de nivel medio y bajo en esta situación que la de nivel alto (económicamente hablando), ya que estos que se esfuerzan tanto, pasan mas tiempo pensando en lo que no tienen que en lo que tienen, también hay personas que viven para su familia. todo el tiempo están con ella, todo el tiempo se preocupan por ella, siempre están al pendiente de ella, de manera que nada sucede fuera de su control y lamentablemente no permiten que las personas de su familia crezcan y busquen su propio camino, ya que están demasiado cómodas cuando alguien hace todo por ellas, y así sucesivamente.

El problema de muchas personas, es que no tienen una identidad en Cristo, es decir, no se han tomado el tiempo suficiente para buscarle, meditar en la palabra y darse cuenta de quienes son, por tanto se afanan por compensar esa falta de identidad, por medio de ser «alguien» y poder ser reconocidas por ser ese «alguien».

Por tanto, mi invitación en esta semana es a que reflexione sobre ello, realmente se siente de paso por esta vida?, me encanta la cita de hoy que usa la palabra «forastero» que tiene el significado de ser de otra tierra (igual que nosotros) y como alguien que esta solo de paso (también igual que nosotros), ore y pida a Dios que le de esa actitud, para que el resto de la cita se haga consecuencia en su vida, por el puro y simple hecho de ser obediente, de manera que la abundancia de su vida, le de tiempo para hacer lo que verdaderamente Dios le envió a hacer, que le parece?.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *