Regresa al lugar que perteneces

Cuando una persona sale de la cobertura del lugar al cual pertenece queda expuesto a distintos peligros, ataques y amenazas que pueden llevarlo a perder su identidad, propósito y destino; de manera que es confundido y hasta pierde su sentido de pertenencia. Tal vez hoy es el día en el cual debes volver a la casa de tus padres, a los brazos de Dios, a la iglesia que perteneces de la cual te fuiste enojado con los lideres y hermanos en la fe, hoy es el día de regresar al lugar que perteneces.

Me levantaré e iré a mi padre, y le diré: Padre, he pecado contra el cielo y contra ti. Lucas 15:18

Este joven se había ido del lado de su familia con el propósito de vivir la vida, divertirse y hacer lo que le daba la gana pero, en el momento que recapacitó, reflexionó y meditó en el error que había cometido Tomó la decisión de regresar al lugar al cual pertenecía. Hoy es el día en el cual debes regresar al lado de tu esposo(a).

Hoy es el día en el cual debes regresar a los brazos de tus padres y pedirles perdón por todo el dolor que les causaste, Hoy es el día de Regresar al lugar que perteneces. Muchas personas se van del lugar donde Dios los plantó y lo que encuentran fuera de allí es abuso, frustración y decepción de manera que se conforman con vivir toda su vida en una esterilidad en todos sus emprendimientos a tal punto que nada les sale bien. Cuando este muchacho escogió regresar al lugar que pertenecía recuperó la paternidad de su Padre, La hermandad de su hermano y el sentido de Pertenencia.

Conozco a muchas personas que están plantadas en un lugar donde no dan frutos, no consiguen trabajo, no se superan y están metidos en un hoyo de escases y ruina únicamente porque se fueron del lugar al cual pertenecían. En El Lugar que Perteneces vas a encontrar felicidad, gozo, paz y ante todo  El respaldo Divino para salir adelante en todo lo que emprendas.

Cuando digo que es necesario regresar al lugar que perteneces, me refiero a ocupar el espacio que Dios preparo para ti como esposo, hijo, madre, mujer etc… El cual un día abandonaste y que tal vez literalmente no te has ido pero, en el sentido emocional, sentimental, comprensivo si lo has hecho de manera que ya no eres la misma persona que antes le daba afecto, ternura y cariño a tu pareja; ya no eres el mismo padre de familia; ya no eres el mismo tipo de persona al cual muchos elogiaban y todo esto ha venido como consecuencia de alejarte del lugar del cual Dios te plantó.

 

Pero Hoy es el día de volver al lugar que perteneces. Y lo haces; levantándote, caminando hacia esa persona o lugar y reconociendo el mal que cometiste. No Puedes permitirte andar errante el resto de tu vida, sin cobertura, sin respaldo Divino y sin pertenecer a una familia, matrimonio, iglesia especifica; antes bien, echa raíces donde Dios te planto y desarrolla todo lo que Él ha puesto en tus Manos porque de seguro su Gloria se hará Ver a favor tuyo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *