¿A Quién Iré?

Le respondió Simón Pedro: ¿Señor a quién iremos?, Tú tienes palabras de vida eterna. Jn 6:68

Muchos se llaman cristianos, porque están afiliados a una iglesia. Pero es eso garantía de que sigo fielmente a Cristo?

A veces mi deber de discípulo del Maestro se me hace duro, y tengo la tentación de apartarme de Él aunque siga llamándome “cristiano”. Así ha sido desde el principio. Cuando Jesús me diga con claridad Sus condiciones, es muy posible que yo me eche a un lado.

Eso siempre ha ocurrido. En la lectua bíblica de hoy encuentro que muchos de sus discípulos dijeron: “Dura es esta palabra: quien la puede oir? (Jn 6:60). “Desde entonces muchos de sus discípulos volvieron atrás, y ya no andaban con Él” (Jn 6:66).
Seguían llamándose “discípulos”, pero ya no seguían al Maestro.

Yo también sufro la tentación de pretender ser cristiano, esto es, discípulo de Cristo, aunque andando por mis propios rumbos, opuestos a los caminos del Señor.

solo el tiene palabras de vida eterna.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *