Todo es posible para Dios

“Entonces Jesús, mirándolos, dijo: Para los hombres es imposible, mas para Dios, no; porque todas las cosas son posibles para Dios”. (Marcos 10:27)

Perseverar no se resume tan solo a continuar intentando alcanzar en nuestras fuerzas los sueños que tengamos, sino en querer agradar al Señor en todas las cosas que hacemos, entendiendo que nuestra voluntad esta sujeta a la Suya, y que de ser necesario renunciar a lo que deseamos por hacer Su obra, con gusto lo haremos porque lo más importante en nuestras vidas es obedecerle.

La clave para alcanzar el éxito en todo lo que emprendemos, la encontraremos en demostrarle con hechos al Señor que lo que prima en nuestras vidas es Él, que nuestro mayor anhelo es adorarle en espíritu y en verdad, perseverando en Su camino como ofrendas vivientes que le sirven de corazón, así Jehová se sentirá complacido por nuestras acciones, derramará ríos de bendición, favor, gracia y respaldo sobre nosotros, abriendo puertas sobrenaturales ante nuestro andar que nos entregue la victoria en todo lo que enfrentemos.

Confía plenamente en la justicia del Señor en todas las áreas de tu vida, nunca más sentirás angustia, descansa en Dios, mantente en comunión con Su Santo Espíritu, y verás cómo cosas portentosas ocurrirán para ti de parte del Padre, todo debido a Su amor y a tu constancia delante de Él, pues no se trata de intentarlo una y otra vez por ti, sino de hacerlo en el nombre de Cristo Jesús, bajo Su cobertura en acción de gracias, porque el Señor es bueno, para siempre son Sus misericordias, te fortalece en Sus fuerzas para continuar entregándote lo que te ha prometido.

Trae a memoria las promesas que el Señor ha dado para tu vida, agradece por las que ya has recibido y por las que están por llegar porque si Dios lo dijo, Él lo hará.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *