La luz

Salmos 90:17

“Sea la luz de Jehová nuestro Dios sobre nosotros, Y la obra de nuestras manos confirma sobre nosotros; Sí, la obra de nuestras manos confirma”.

En el caminar con el Señor siempre estaremos aprendiendo cosas nuevas, entre más le busquemos, más nos revelará el Padre, y entre mejor cultivemos nuestra relación con Él, más nos confiará en todas las áreas de nuestras vidas, pero hay principios que son fundamentales y que debemos entender y aplicar como bases de nuestra fe, y uno de ellos, tal vez de los más importantes, es que no somos nosotros los que ministramos milagros, señales o prodigios, es nuestro amado Dios, quien por misericordia y amor a nosotros y los demás nos usa como herramientas de testimonio para Su gloria, y así transformar cada vez más y más vidas.

Cuando nos es claro que no somos los responsables de la ocurrencia de lo sobrenatural, nos quitamos un peso de encima, ya que, aunque si somos responsables de ocasionar el favor de Dios en nuestras vidas para así obrar en otros, el Señor actuará conforme a Su voluntad, y es Él quien tiene la última palabra, quien te usará estés preparado o no, quien hará que hechos milagrosos ocurran, sólo por amor a nosotros y a nuestros prójimos.

Por todo lo anterior es necesario que nos consagremos a Dios, que anhelemos cada día recibir más y más de Él, que cuidemos nuestra comunión con Su Santo Espíritu, para que nos convirtamos en siervos verdaderamente dispuestos a ser usados en cualquier momento y situación por el Señor, y entonces sea Su gracia y Su favor la que ministre a través de nosotros, que sea directamente Él quien confirme que somos Sus escogidos y que Su respaldo nos acompañe a donde quiera que vayamos o en lo que sea que hagamos.

Si con lo que has estado haciendo no has visto aún la gloria del Señor, es momento de cambiar de estrategia, revísate, escudriña tu corazón y analiza tus pensamientos, porque el Señor necesita que te vacíes por completo del viejo hombre para llenarte por completo con Su gloria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *