Gigantes Espirituales

De acuerdo a la mitología, los gigantes eran criaturas humanoides de gran tamaño y fuerza descomunal, se dice también que comían humanos, especialmente a los niños, también los hubo cariñosos y juguetones.  Aparecen en las fábulas, cuentos de hadas y leyendas de las diferentes culturas.  En la griega tenemos a un Gigante, en la nórdica a un Jottum por solo citar ejemplos.  Según el diccionario Larousse:

 1) De gran tamaño, gigantesco, inmenso.

2) Ser fabuloso de enorme estatura que aparece en cuentos, fábulas y leyendas.

3) Hombre que excede mucho en estatura a la generalidad de los demás.

En el 2021  me puse a pensar en los gigantes que hemos arrastrado durante todo este 2020, aquellas cosas que de una forma u otra han hecho nido en nosotros hasta llegar a la estatura de un gigante y se han apoderado de nosotros robándonos el dominio propio, la paz y la esperanza.  Esos gigantes pueden ser problemas emocionales, económicos, laborales, espirituales, físicos, pueden ser desilusiones, frustraciones, engaños, y muchos más, creo que cada uno de nosotros pudiese poner aquí el suyo.

 Te pregunto algo, ¿cuáles son los gigantes que aún te acompañan en tu andar? ¿A cuáles no te has atrevido a enfrentar? ¿Qué es lo que te detiene a tomar acción contra ellos?

 Mientras el diablo con sus engaños nos empequeñece, Cristo con su poder nos engrandece. Nosotros decidimos lo que queremos ser: enanos o gigantes. ¡Que nuestra decisión sea la de convertirnos en gigantes espirituales!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *